Green Collars: la fureza de trabajo verde

Con la revolución industrial surgió la clasificación blue collar/ white collar que durante siglos se usó para diferenciar a los profesionales y oficinistas de los obreros industriales y trabajadores manuales, pero en estos últimos tiempos se  escucha un nuevo nombre para denominar a los trabajadores dedicados a la economía verde: Green collars (cuello verde).

Con una inminente recesión acechando la economía americana los candidatos precidenciales han incluido en sus discursos la promesa de nuevos empleos de ésta categoría reemplazando y renovando la estructura laboral americana que en las últimas décadas recibió fuertes golpes con el outsourcing y la tendencia a migrar producción a paises con salarios y costos más bajos y tipo de cambio favorable.

Los empleados Green collar son en escencia muy parecidos a los Blue collar con el añadido que su trabajo debe beneficiar al medio ambiente, o al menos contribuir no dañandolo. Típicos ejemplos son técnicos de turbinas eólicas e instaladores de paneles solares. La mayoría de quienes consigan uno de estos empleos necesitará conocimientos técnicos que podrá usar en una industria con potencial de crecimiento alto en los años venideros. Los defensores aférreos del empleo Green collar  sostienen que la tendencia es doblemente beneficiosa para las economías que la promocionen porque (1) el empleo verde y una economía amigable con el medio ambiente mejora el bienestar y la calidad de vida de la población y (2) muchos de esos empleos requieren mano de obra calificada y no pueden realizarse en otra locación por lo que hay menos riesgo de que esos empleos se transladen a otros paises.

Es difícil estimar el potencial de esta tendencia, pero a medida que los gobiernos suben sus requerimientos de energía alternativa y los consumidores demandan productos y servicios amigables con el medio ambiente, los empleos verdes crecerán. En su campaña como pre-candidato electoral John Edwards prometió crear 150.000 empleos verdes al año; American Solar Energy Society, una de las fuentes más citadas en Estados Unidos, estima que en el país hay unos 8.5 millones de empleos relacionados a la energía renovable y que para el 2030 hasta un 25% de los empleos podrían ser Green collar; Jerome Ringo, Precidente de Apollo Alliance, estimó que en la próxima década se podrían generar entre 3 y 5 millones más;  como se ve: un potencial nada despreciable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: