El G8 hace una declaración poco comprometida respecto al Cambio Climático

julio 21, 2008
G8

G8

“Nosotros, los líderes de las mayores economías del mundo, desarrolladas y en vías de desarrollo, nos comprometemos a combator el cambio climático, acordando nuestras responsabilidades conjuntas pero diferenciadas” esta cita se extrae del borrador de la declaración que harán los miembros de G8 en su reunión de esta semana en Japón donde el cambio climático fue uno de los principales temas sobre la mesa. Para esta discusión el G8 invitó a otras 8 naciones: Australia, Brazil, China, India, Indonesia, Korea, Mexico y Sudáfrica asi mostrando que el cambio climático es un asunto que necesita un concenso más ámplio para poder llegar a soluciones significativas.

La “visión” del G8 es reducir en un 50% las emisiones de CO2 para el año 2050, pero esto ha sido fuertemente criticado. Por un lado países en vías de desarrollo como México, Brazil, India, Sudáfrica y China buscan que el objetivo sea del 80% y más aún en el borrador que ha visto la prensa no hay mención alguna de este objetivo u otros objetivos específicos, sino más bién parece una manifesto de buena voluntad.

Pero vale rescatar que las naciones que firman esta declaración se comprometen formalemente a trabajar sobre la implementación de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático para sustituir el Protocolo de Kyoto (firmado y ratificado por todos los paises de la declaración excepto Estados Unidos) cuando expire al final del 2012.

Para ver  declaración actualizada del G8 completa (en inglés) por favor vaya al siguiente link: http://news.bbc.co.uk/2/hi/asia-pacific/7496850.stm

Lea este artículo y otros artículos relacionados en www.greeneconomix.es

Anuncios

DKV se convierte en una empresa Cero Co2

julio 9, 2008
DKV

DKV

La empresa aseguradora ha sido una de las primeras empresas españolas en obtener el estatus de “Empresa CeroCO2”, una certificación que acredita que han calculado y compensado las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) generadas por se actividad durante el año 2007, según los estándares de la iniciativa para el cuidado del clima CeroCO2.

Para conseguirlo, DKV Seguros ha realizado un esfuerzo para reducir en un 38% ses emisiones de GEI y, posteriormente, ha compensado la emisión de 1.730,09 toneladas de CO2 correspondientes al consumo energético de los centros de trabajo, desplazamientos en avión y coche, y al consumo y disposición de papel.

La compensación de las emisiones se ha llevado a cabo a través de un proyecto de compostaje orgánico para comercio justo en México, que comenzó en julio de 2007 y consiste en la generación de compost (humus obtenido artificialmente por descomposición bioquímica en caliente de residuos orgánicos) a través del tratamiento aeróbico de residuos orgánicos, de manera que se evita la emisión de metano a la atmósfera y se contribuye a reducir la concentración de GEI. Los residuos usados en el proyecto son de tipo agrícola y ganadero (preferentemente de productores con certificación ecológica), residuos municipales orgánicos y algas de los lagos de la región.

¿Que te parecen este tipo de iniciativas?

Lee este artículo y otros artículos relacionados en www.greeneconomix.es


Las soluciones al cambio climático también podrían generar oportunidades para crear valor económico

junio 20, 2008

G8

Un grupo de 99 empresas ha solicitado a los líderes políticos que se establezcan unos objetivos concretos para la reducción de las emisiones de CO2 así como la creación de un mercado global de dióxido de carbono.

Yosuo Fukuda, primer ministro de Japón, ha recibido un plan para luchar contra el cambio climático elaborado por los directivos de este conglomerado que incluye empresas tan importantes como British Airways, Deutsche Bank, Petrobras o Shell. El objetivo es que esta propuesta sea discutida en la próxima cumbre del G8 que será celebrada en el mes de julio y para la que la ONU ya ha organizado una reunión para discutir el cambio climático y elaborar el pacto que sucederá a Kyoto.

El informe preparado parte de la base de que los análisis hechos sobre el cambio climático por el IPCC son reales y que por tanto necesario actuar lo antes posible para paliar este problema.

“Mientras reconocemos que aún hay ciertas dudas respecto a la evidencia científica y económica a disposición, estos ejecutivos concluyen que desde la perspectiva de la administración responsable del riesgo este asunto requiere que los líderes políticos y empresariales actuen ahora”.

Algunos de los puntos fundamentales recogidos en el informe son:

1. Todos los países de gran potential económico, incluyendo aquellos en vías de desarrollo como China o India, deben formar parte del acuerdo post Kioto, aunque los páises más ricos se comprometerán a reducciones de emisiones más severas.

2. Los gobiernos deben comprometerse con el objetivo de reducir sus emisiones de CO2 en un 50% antes del año 2050

3. Se debe crear un marco para el intercambio de emisiones de dióxido de carbono lo antes posible

4. Los topes en las emisiones deben ser flexibles en todas las industrias, permitiéndo que algunos sectores tengan una cierta libertad para mantenerse competitivos

Aparentemente las asociaciones de ecologistas no han recibido el documento con mucha alegría ya que consideran que es demasiado ambiguo y con unos objetivos demasiado a largo plazo.

Este conjunto de empresas sin embargo cree que es más importante “crear un ambiente que aliente a cambiar actitudes que fijar metas globales”, según declara Steve Lennon, CEO de Eskom, la mayor eléctrica surafricana.

Este conglomerado de 99 empresas no sólo ha identificado los riesgos que el cambio climático pueda generar, sino que ha identificado también una enorme oportunidad para generar riqueza a raiz de las soluciones presentadas para paliar esta crisis medioambiental. Según declaraba el Vicepresidente de Deutsche Bank,”vemos oportunidades enormes para la industria financiera, más allá del reto que enfrentamos como ciudadanos globales. Si los líderes pueden acordar un sucesor a Kioto que esté basado en límites y comercio, y crean un mercado global de dióxido de carbono… ahí sí podemos hablar de negocios”.


España es el país industrializado donde más han aumentado las emisiones de Co2

mayo 28, 2008

ccoo

Así se desprende del informe “Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España (1990-2007)”, publicado recientemente por CC.OO. Las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado más de un 50% en España entre 1990 y 2007. Esta cifra se aleja bastante del objetivo firmado al comprometerse con el protocolo de Kyoto en virtud del cual las emisiones no deberían aumentar más de un 15% en comparación con las cifras de 1990. El año pasado, España envió a la atmósfera 441 millones de toneladas de Co2, y en 2006, 433 millones de toneladas, es decir, 140 millones de toneladas más que en el año 2005, cuando España tan solo emitía 289 millones de toneladas de Co2. Las emisiones en el último año han aumentado un 1.8%, cifra que está muy por debajo del salvaje aumento registrado en 2006, pero que lejos de contribuir para una reducción de las mismas, continúa contribuyendo a pronunciar nuestro incumplimiento con el protocolo de Kyoto.

El informe en cuestión afirma rotundamente que “España es el país industrializado donde más han aumentado las emisiones. Con este escenario es muy difícil cumplir el Protocolo de Kioto”.

El informe “Evolución de las emisiones de gases de efecto invernadero en España (1990-2007)”, ha sido elaborado por el coordinador de la secretaría de Medio Ambiente y Salud Laboral de CCOO, Fernando Rodrigo, y el director de la edición española de la revista World Watch, José Santamarta, y retrata cada año la situación de las emisiones de gases de efecto invernadero de España así como su desempeño respecto al protocolo de Kyoto.

Según el informe, el sector energético es el que tiene más peso en el total de las emisiones representando el 78,7% del total de 2007, registrando un aumento del 63,4% respecto a 1990. Los principales consumos responden a la demanda de generación de electricidad y al transporte por carretera. Los usos residenciales repreentan aproximadamente un 6%, sobre todo en concepto calefacción y agua caliente y el sector servicios representa aproximadamente un 3%.

Según concluye el propio informe, “El incumplimiento del Protocolo de Kioto puede costar cerca de 4.000 millones de euros a lo largo de los próximos cinco años si no se adoptan medidas nuevas y adicionales de importancia o se agrava la recesión provocada por la crisis del sector de la construcción, que actuó como locomotora de la economía española a lo largo de la última década”.

Más información en: www.ccoo.es

Lea el estudio completo


Greenpeace se muestra contrario al almacenamiento de Co2 al que califica de “falsas esperanzas”

mayo 7, 2008

 

Greenpeace ha presentado hoy el informe Falsas Esperanzas: por qué la Captura y Almacenamiento de Carbono no salvará el clima. Esta hipotética tecnología pretende capturar el CO2 procedente de las chimeneas de las centrales térmicas y almacenarlo en depósitos subterráneos. Su desarrollo futuro está promovido por el sector del carbón, como justificación para la construcción de nuevas centrales.

“La captura y almacenamiento de carbono no ayudará a evitar el cambio climático, despilfarra la energía, es arriesgada y cara”, -ha declarado Raquel Montón, responsable de la campaña de Cambio Climático de Greenpeace, “enterrar el carbono es enterrar el dinero necesario para las verdaderas soluciones, como las renovables, y sepultar el futuro de las próximas generaciones.”

El informe sobre Captura y Almacenamiento de Carbono (CAC) presentado, basado en estudios científicos independientes revisados externamente por expertos, demuestra que:

La tecnología de CAC no ofrece una solución que evite a tiempo un cambio climático peligroso. No se prevé que la tecnología de CAC esté disponible antes de 2030, como muy pronto. Para evitar los peores impactos del cambio climático, las emisiones globales de gases de efecto invernadero tienen que empezar a reducirse en 2015, es decir, dentro de tan solo siete años.

La tecnología de CAC despilfarra energía. Esta tecnología utiliza entre el 10% y el 40% de la energía producida por una central térmica. Se prevé que su adopción a gran escala acabe con las ventajas en eficiencia conseguidas en los últimos 50 años y aumente en un tercio el consumo de recursos.

El almacenamiento subterráneo de carbono es arriesgado. No es posible garantizar el almacenamiento seguro y permanente de CO2. Incluso unos niveles de fugas muy bajos podrían minar cualquier esfuerzo para mitigar el cambio climático.

La tecnología de CAC es cara. Podría dar lugar a que los costes de las centrales se duplicaran y a que el precio de la electricidad se incrementara entre un 21% y un 91%. El dinero invertido en CAC alejará las inversiones de las soluciones sostenibles para el cambio climático.

La tecnología de CAC entraña riesgos significativos en materia de responsabilidad civil. Representa una amenaza para la salud, los ecosistemas y el clima. No queda clara la magnitud ni el alcance de la responsabilidad, ni quién se haría responsable de los daños.
La Comisión europea publicó recientemente la propuesta para el borrador de la Directiva sobre el almacenamiento geológico de dióxido de carbono, que Greenpeace considera precipitada y deficiente. La propuesta muestra la influencia de los grupos de presión de la electricidad y la energía a la Comisión para que proporcione incentivos financieros para la CAC.

En España, la Estrategia Española de Cambio Climático y Energía Limpia, para 2007-2020, incentiva de manera desproporcionada la CAC frente al resto de alternativas. Las empresas de energía sucia están consiguiendo el apoyo del Gobierno a esta tecnología como demuestran las palabras de D. José Luis Rodríguez Zapatero, en su discurso de investidura como Presidente del Gobierno. El 4 de marzo de este año el Ministerio de Industria publicó en el B.O.E. la “propuesta de reserva provisional a favor del Estado de estructuras subterráneas susceptibles de ser un efectivo almacenamiento de dióxido de carbono”.

Greenpeace tiene serias preocupaciones sobre la posición del Gobierno sobre la Captura y Almacenamiento de Carbono, ya que es un tecnología que todavía no está probada, es cara y potencialmente peligrosa, que no debería servir como excusa para continuar construyendo centrales térmicas de carbón bajo la promesa de que estén “preparadas para capturar”.
“Para combatir el cambio climático hay que reducir las emisiones de CO2 mediante eficiencia y renovables, y no a través de falsas soluciones como la energía nuclear o la captura de carbono” ha declarado Juan López de Uralde, Director Ejecutivo de Greenpeace España.

Finalmente, Greenpeace ha demostrado que se pueden reducir globalmente las emisiones de CO2 casi un 50% para 2050, además de asegurar el suministro energético y hacerlo de un modo asequible y, manteniendo estable el desarrollo económico mundial. Las energías renovables, junto con el “uso inteligente” de la energía, pueden abastecer la mitad de la demanda energética mundial.

En España, se puede ir más allá, se podría abastecer el 100% de la demanda de electricidad sólo con fuentes renovables para 2050, incluso se podría obtener la totalidad de la demanda energética. Los costes de inversión son perfectamente asumibles, y el precio de la electricidad en el futuro sería más barato que si siguiéramos usando energías peligrosas e inseguras como los combustibles fósiles y la energía nuclear. Ya hemos empezado: las energías renovables en España ya emplean a más de 188.000 personas.

Más de 100 organizaciones no gubernamentales se han unido a Greenpeace para demandar que la CAC no sea utilizada como una excusa para construir nuevas centrales eléctricas de carbón. Los gobiernos en su lugar deben priorizar en invertir en soluciones energéticas sostenibles.


Espeluznante video mostrando la evolución de las emisiones de CO2 de EEUU

abril 23, 2008

Co2

Científicos de la Universidad de Purdue, Indiana EEUU, han realizado un estudio detallado sobre las emisiones de CO2 en los Estados Unidos.

Para la realización del análisis, han tenido en cuenta todos los sectores interviniendo en este fenómeno: generación de energía, producción, transporte, consumo, etc… para posteriormente escenificarlos sobre modelos atmosféricos avanzados para poder observar el orígen y la evolución de estas emisiones de CO2. Este interesante estudio forma parte de una iniciativa que han bautizado como “Project Vulcan”.

El resultado es ilustrador y al mismo tiempo espeluznante. Observar como un país sigue este ritmo es alarmante. Es realmente chocante ver el ritmo de emisiones y consumos de CO2 emitidos a la atmósfera hasta que la actividad económica cesa, los ciudadanos vuelven a sus casas y comienzan a relajarse, lo que se traduce en un descenso drástico en el nivel de consumos y emisiones.

Del mismo modo, llama especialmente la atención el peso de las economías de los estados de la costa Este en comparación con los de la costa Oeste, a excepción de L.A.

No creen que sería interesante realizar este estudio a nivel mundial para observar realmente quien es el principal aportador al cambio climático?


Millones de elefantes de CO2 saturan nuestra atmósfera

abril 21, 2008

elefantito

Así ha representado Dave Schlafman, ganador del último concurso Ecospot, las emisiones de CO2 que nuestra sociedad inyecta en la atmósfera cada año. Cuando el Co2 de nuestra atmósfera comience a repercutir en nuestro entorno, las consecuencias serán probablemente más graves que esta comparación caricaturizada.

Con esta comparación tan impactante, el spot titulado “The sky is falling”, se proclamó vencedor en un concurso en el que participaban más de 500 videos.

Fiel al espíritu del certamen, David utilizó bolsas de papel reciclado para construir el fondo sobre el cual realizaría la animación. Según declaró el mismo en el concurso, después utilizó estas bolsas para hacer regalos a sus amigos.

Como vencedor del certamen, este spot será el empleado por la Alianza para la protección del clima de los Estados Unidos.

Disfruten del spot: